ARTICULOS

Soluciones al Rechazo



Mujeres de Virtud
Cristo tiene la solución:


1.    Perdonar.  Perdonar a todos los que nos hayan ofendido es una condición absoluta para la liberación. El perdón es una deuda que tenemos y cuya cancelación nunca se debe demorar ni negar. En el momento en que se detiene el perdón, comienza la dureza imperdonable. Romanos 13:8

2.    Olvido.  Las heridas del pasado se deben olvidar. Es imperativo expulsar el espíritu de los “recuerdos recurrentes” porque es experto en mantener viva la memoria de los errores pasados. La remembranza de continua de las ofensas pasadas, conserva vivos el odio, la amargura y la falta de perdón.

3. Arrepentimiento. Es posible que nuestros propios errores de conducta sean semillero para las heridas administradas por otros. Por lo general las heridas experimentadas son mas obvias que las heridas administradas. Es mucho más fácil reconocer el pecado en la vida de alguien que en la propia. ¿Cuántas veces hemos rechazado a otros y les hemos sido causa de penas y sufrimiento? El arrepentimiento del pecado le hace saber a los espíritus que se les cancelaron sus puertas de ingreso. Jamás podrá haber liberación sin un arrepentimiento genuino.

4. Estar dispuesto a Aprender. Cambiando las antiguas maneras de reaccionar, desechando los malos hábitos en las actitudes y el comportamiento, la disposición para aprender se halla dentro de la voluntad del individuo. Debe estar de acuerdo a seguir un consejo dado, no logrará nada en ir de consejero a consejero hasta encontrar uno que concuerde con lo que el piensa, debe aprender a admitir en humildad: El problema está en mí, debo cambiar. sometiéndonos a Dios, obedeciendo su Palabra, somos libres de la cautividad del rechazo.

5. Reconciliación.  Restaurar relaciones rotas, Jesús por medio de la cruz logró la restauración de los pecadores. 2 Cor 5:18, Dios nos reconcilio consigo mismo por medio de Cristo. ¿No nos basta simplemente perdonar a los demás? No. Dios desea relaciones restauradas. Romanos 12:18.

6.    Estabilidad en el Amor de Dios.  La fidelidad del amor de Dios es la fortaleza para soportar y salir de las lesiones y heridas, es un error común suponer que cuando falla el amor humano, también ha fallado el amor de Dios. La confianza en el amor divino crea seguridad en el hombre interior.

7.    Estabilidad en el Amor Humano. La confianza en el amor de Dios, es el fundamento que suministra valor para el riesgo de las relaciones humanas. Riesgo porque es un hecho que todo amor humano es susceptible de fracaso, jamás ningún amor humano nos dará una garantía absoluta contra el fracaso o la desilusión. Tan solo hay un amor que nunca fallará “El amor de Dios”.

Oración para soltarse del Rechazo.

Señor Jesús: Tu conoces mi dolor, sabes cuanto he sufrido a causa del rechazo, porque tu mismo lo experimentaste al cargar con todo el pecado del mundo en la cruz.  Reconozco que en mis fuerzas es imposible superar el dolor, pero se que contigo todo es posible, pues tu eres mi mayor ejemplo. Ahora mismo decido romper en el nombre de Jesucristo con toda cadena de rechazo en mi vida, declaro lo que dices en Tu Palabra, que todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Amén.

Oración de Perdón por el Rechazo.

En el nombre del Señor Jesús dejo libre de mi juicio a_______________ Lo suelto, lo perdono por el daño que causó a mi vida su rechazo por________________ y decido caminar en la verdad y la libertad que el Señor Jesucristo me otorgó a través de su sacrificio en la cruz. Amén.

Oración de Afirmación.

Creo que el Señor Jesucristo vino para deshacer todas las obras del enemigo. Creo que Su Palabra es verdad cuando me dice que al conocerla seré libre. Hoy me suelto de toda mentira que satanás haya sembrado en mi sistema de creencias, resisto toda distorsión de la verdad acerca de mi identidad en Cristo. Declaro que con Cristo soy más que vencedor, porque me sacó de las tinieblas a su luz admirable. Amén.

Oración de Rendición.

En el nombre del Señor Jesús yo rindo toda mi vida a El, le entrego todas las heridas y sufrimientos que el rechazo causó en mi vida. Recibo el bálsamo de su misericordia, elijo ser libre y consolado por su eterno amor. Amén.



Más Articulos [+]